• Noticias

    Silvio Rodríguez se suma a la denuncia del terrorismo de Estado

    AVN/Redacción – Silvio Rodríguez relató que ya su blog tiene 3 mil seguidores y esa cifra le hizo recordar una canción “algo violenta” titulada Tres mil pájaros negros, hecha por él hace treinta y ocho años sobre los 3 mil aviones de EEUU derribados por los vietnamitas en la guerra contra el invasor norteamericano.

    “Pero entre víctimas y victimarios, prefiero que le vaya peor al que agrede, mucho más si va a pegarle al otro allá, lejísimos, donde nadie lo llamó; mucho más si es más grande, más rico y más arrogante, como era el caso”, dice Silvio.

    Al denunciar el terrorismo de Estado, como arma para amedrentar y dominar, como fue el caso de las bombas atómicas lanzadas por EEUU en Hiroshima y Nagasaki, Silvio comienza colocando el tema en el plano de la ética considerando que “ese acto es una de las mayores vergüenzas de la Historia” porque fueron “210.000 muertes persuasivas, sin contar los miles que las radiaciones se han ido cargando hasta nuestros días”. A pesar de ello, hay quien aplaude tal castigo.

    Otro tanto sucede con el férreo bloqueo comercial, económico y financiero que EEUU mantiene contra Cuba desde hace más de 50 años, lo que es considerado por Silvio como “otra guerra, en este caso económica”.

    “Medio siglo de intimidación, presiones y chantajes. No sólo a Cuba, también a otros países para que nos aprieten” recuerda el cantautor que recientemente hizo una gira exitosa por escenarios de Nueva York y otras ciudades de EEUU.

    La extraterritorialidad del bloqueo de EEUU contra Cuba ha sido criticada fuertemente por la opinión pública mundial, expresada sobre todo en las últimas 18 sesiones anuales de la Asamblea General de la ONU donde se condena ese “cruel e inhumano” bloqueo.

    Ahora, como EEUU está sometido a una nueva fase de la crisis estructural, el gobierno de Barack Obama viene permitiendo ventas “al cash” de productos agrícolas y alimenticios estadounidenses a Cuba, sin que sea posible ni crédito ni ninguna otra facilidad comercial, y ello es alabado y usado como argumento por determinados sectores de poder o personas interesadas en aprovechar políticamente las circunstancias, lo cual es interpretado por Silvio en su artículo con el propio estilo que lo caracteriza en algunas de sus canciones.

    “Hay que querer mucho a la metrópoli y muy poco a la dignidad de su propio país, para afirmar públicamente que como ese intercambio desesperado existe, no existe el bloqueo”, enfatizó.

    Y acto seguido concluye: “Queridos amigos, no busquen más paternidades: sólo son hijos de Narciso López”.

    Con este personaje de la historia cubana, Silvio y varias generaciones de cubanos y cubanas han simbolizado al pensamiento y ser “anexionista” que nació en las últimas décadas del siglo XIX para que EEUU se anexara a Cuba y se permaneció con fuerza dentro de Cuba hasta su debilitamiento desde la misma entrada de la década del 60 cuando se consolida la Revolución Cubana y le abre las vías a la sociedad para construir su propio camino independiente, libre y soberano, donde creció Silvio como ser social y protagonista dinámico de la epopeya cubana.

    Published by:
  • Noticias

    Silvio Rodríguez impulsa filme 3D

    LA HABANA, CUBA.- Cuba, un país que se ha caracterizado por formar grandes atletas y reflejar la ideología latinoamericana a través del cine da un paso en su industria fílmica al entrar al formato 3D con la cinta animada Meñique, basada en el cuento de igual nombre que adaptó José Martí (1853-1895) para la revista La Edad de Oro. La producción contará con música del cantautor Silvio Rodríguez, según trascendió en el periódico oficial cubano Juventud Rebelde.

    El realizador del filme, Ernesto Padrón, explicó a la publicación que el filme se encuentra en la fase de “animar, texturizar, iluminar y realizar los efectos especiales”, agregó que la versión libre de la historia fue concebida en principio como un largometraje utilizando técnicas “muy clásicas”, pero que, al introducir el nuevo personaje de La polvera mágica junto a los dibujos que hicieron varios pintores para los escenarios de la película, se determinó el empleo de 3D.

    “La calidad tan increíble que se logró con los fondos y el hecho de tener la posibilidad de mover una cámara por una locación virtual, se limitaban mucho al trabajar con personajes de sólo dos dimensiones. Con ello se perdía parte de la magia de los propios escenarios logrados, así como el aporte dramático que, con nuevos elementos de luces y de sombras, podíamos conseguir”, agregó el realizador.

    Padrón subrayó que en ese empeño también los impulsó el cantautor Silvio Rodríguez, quien ha tenido a su cargo la música del filme; reconoció que “el reto mayor” que tuvieron que vencer no fue modelar en 3D el personaje de Meñique, protagonista de la historia, sino construir su sistema de huesos, nunca antes hecho en Cuba, por medio de unos manipuladores que permitieran accionar los movimientos del cuerpo o los gestos de la cara.
    Un equipo de animadores, pintores, programadores y artistas han acompañado a Padrón en el proyecto, que, según dijo, tiene dos años de retraso respecto al plan inicial, que fijaba su entrega para el año 2011, por problemas con la inversión.

    El cineasta precisó que el propósito ahora es terminar secuencias enteras, y que en estos momentos ya hay siete terminadas, lo que equivale a casi 20 minutos de los 80 que dura la cinta, para los cuales está pensada la película.

    Published by:
  • Noticias

    “La libertad a presos, parte de la Evolución”

    Con su esposa y música Niurka González, en el Carnegie Hall de Nueva York en junio anterior.

    Con su esposa y música Niurka González, en el Carnegie Hall de Nueva York en junio anterior.

    Ciudad de México.- Con una marcada vocación hacia la música, pero también a tocar asuntos delicados y difíciles porque, dice, “si nosotros mismos no indagamos en nuestras contradicciones, ¿qué vamos a esperar de los que no nos quieren”, el cantante, guitarrista y compositor Silvio Rodríguez (1946), fundador en los años 60 de la Nueva Trova, junto con Pablo Milanés, no duda cuando le preguntamos si las excarcelaciones de los presos políticos que tienen lugar en la isla son parte de la “evolución” que él alienta, como ha reiterado en los últimos meses dentro y fuera de Cuba, y también en su más reciente disco, Segunda cita(2010) con temas como “Sea señora” (2008) que, en palabras de Silvio, “salió como un exabrupto. Es como un voto a la evolución política de Cuba, sin olvidar a dos pilares de nuestra historia, los próceres Maceo y Martí”.

    La conversación incluye su opinión sobre la nueva disidencia y el paso dado por el presidente Raúl Castro ante las excarcelaciones que, según Silvio, “es tan trascendente que cambia la visión de todo”.

    ¿Consideras las liberaciones de presos políticos como parte de la “evolución” que alientas en la isla?

    Me parece que sí, es un paso que necesitaba nuestra nación para salir de una especie de punto muerto en que se hallaba.

    ¿Por qué ahora y no antes? ¿Hubo una preocupación real de que Guillermo Fariñas muriera y se valoró que lo mejor era enfrentar el problema con una excarcelación masiva?

    Yo no sé por qué sucedió precisamente ahora, pero desde hace tiempo tenía la impresión de que esta era la voluntad del gobierno, o de la parte del gobierno con la que más me identifico. Supongo que se estaba trabajando en esa dirección, buscando el modo de hacerlo.

    Guillermo Fariñas calificó de “importantísimo y esencial” que el ex presidente Fidel Castro haya reaparecido estos días en público “para que los más recalcitrantes” en el gobierno “no puedan acusar a Raúl Castro y a los que quieren los cambios, de traidores al líder”. ¿Compartes esta opinión?

    No niego que pueda verse de esa manera aunque, desde que la enfermedad lo separó del gobierno hace cuatro años, Fidel sólo se ha pronunciado sobre aspectos de la política internacional. Para mí esa es una señal de que no está gobernando el país. Por otra parte, me parece que el peso moral de Fidel lo va a sobrevivir. Su trayectoria ha creado una imantación sólo comparable a la de Martí en la historia de Cuba.

    ¿Por qué ahora sí la Iglesia católica local fue un buen interlocutor?

    Las relaciones Iglesia-gobierno han madurado mucho, en una dirección positiva. Gracias a eso el gobierno ha tenido el mediador idóneo y por eso la Iglesia ha podido jugar este excelente papel en función de la nación de la que es parte.

    ¿En qué medida influye la grave crisis económica que enfrenta la isla a que el diálogo con la Iglesia y España haya prosperado? De hecho, falta saber qué hará la Unión Europea con su “posición común”, que desde 2003 condicionó el comercio y la cooperación con Cuba a la puesta en libertad de 75 presos “de conciencia”, como los llama Amnistía Internacional?

    La economía suele ser un motor que jala en una dirección o en otra. La situación económica es delicada pero, viendo otros lugares, incluso países desarrollados, pudiera pensar que estamos mejor preparados para ciertas eventualidades. Cuba ha sufrido el bloqueo más largo de la historia. Los seres más racionales del planeta han coincidido en que se trata de una agresión “injustificable” e “inmoral”, como dijo el papa Juan Pablo II. Hace mucho que debió terminar. La llamada “posición común” no es más que un eslabón de la injusticia. Europa tiene la oportunidad de dar un buen mazazo a esa cadena.

    ¿Qué sigue y qué falta dentro de la “evolución”? ¿Es posible pensar en una disidencia interna legalizada, con un medio de prensa propio?

    Hace algunos años, en México, en un panel público durante una feria del libro, un cubano residente en el exterior me preguntó algo similar. Recuerdo que le dije que el papel que pretendía la oposición le llegaría en su momento. No sabría decir si es ahora, pero hoy estamos más cerca que entonces de que pueda haber una oposición permitida y a la vez permisible —porque esa es una moneda, como todas, de dos caras—. Por otra parte, la evolución de la que he hablado no es sólo política, es también económica.

    ¿Cambió la posición de la revolución frente a la disidencia, a la que siempre calificó de “mercenaria”, o cambió el perfil de la disidencia?

    El paso dado es tan trascendente que cambia la visión de todo, nos sitúa en una nueva realidad donde el próximo movimiento le corresponde al otro. La situación anterior era muy curiosa, porque todas las partes estaban de acuerdo en que había que superarla. Después del paso, esa coincidencia se ha animado.

    Por último, hacía 30 años que no viajabas a Estados Unidos porque se te impedía hacerlo. ¿Por qué crees que se levantó la restricción, y qué país y qué gente hallaste?

    El país que vi, antes que nada, es enorme. Y muy rico. Lo digo consciente de que el mundo es mucho más grande que un solo país, por grande y rico que éste sea. Donde más tiempo estuve fue en la fabulosa ciudad de Nueva York, donde ya había estado un par de veces. Es un lugar espléndido que por supuesto arroja sombras, porque toda magnificencia tiene un precio.

    En todas partes encontré gente maravillosa, muy trabajadora y también acostumbrada a disfrutar de la vida, como debe ser. La gira tuvo que ser muy improvisada, porque todavía existía la improbabilidad de la visa y los teatros no esperan por esas cosas. La gira no hubiera sido un éxito sin el apoyo constante del público, mayoritariamente latinoamericano y cubano, aunque en todos los conciertos hubo estadunidenses, algunos que ni hablaban español.

    Me fue entrañable que Pete Seeger asistiera al segundo concierto en el Carnegie. Su presencia fue como una batería moral. Otro buen amigo, Benicio del Toro, viajó desde Puerto Rico, su tierra natal, para vernos, y después estuvo en el concierto de Los Ángeles. En Oakland, en San Francisco, me conmovieron mucho las combativas palabras de una alcaldesa de la zona del puerto, que subió al escenario a darnos la bienvenida. En Washington pedí al presidente Obama que liberara a nuestros cinco héroes, gesto que el pueblo cubano le va a agradecer, él no se imagina cuánto. En Orlando me reencontré con familiares y amigos muy queridos. Fue un concierto donde la mayoría eran cubanos, pese a la coacción que algunos medios miamenses ejercen sobre nuestra comunidad.

    Cierto que hacía 30 años que no me daban visa y que yo sentía curiosidad por volver a EU, de viajar al oeste del país, donde nunca había estado. Cierto también que a Obama no le deben ser fáciles muchas cosas, muy especialmente las relacionadas con Cuba y el bloqueo. Pero el paso que ha dado Cuba no se puede ignorar, aunque la ultraderecha cubana se oponga.

    Irene Selser

    Published by:
  • Noticias

    “El futuro de la música es el de los pueblos”

    Durante una hora y media Medellín tuvo sentados, como en la sala de su casa, a Rodolfo Mederos y a Silvio Rodríguez, dos grandes de la música iberoamericana, charlando sobre lo que mejor saben hacer: música. Sin discusiones políticas, sin polémicas, y por el contrario, con mucha iluminación y sapiencia, estos maestros entablaron un diálogo abierto, fresco y frontal con la ciudad.

    Sin el bandoneón que acostumbra a asir, como si fuera una mujer más que un instrumento, Rodolfo Mederos, con el cabello ceniciento pero las ideas frescas, fue el primero en ocupar esos sillones negros, simples y amplios que dispuso el 3er Congreso Iberoamericano de Cultura para su conferencia inaugural titulada “Músicas de Iberoamérica”.

    Pero Mederos no llegó sólo, a unos cuántos pasos detrás él, se adentró pausadamente Silvio Rodríguez, quien no había tomado asiento aún, cuando el aforo en pleno del Gran Salón de Plaza Mayor rompió en gritos y en aplausos. Silvio y Mederos, dos maestros de la música Iberoamericana estaban sentados, tranquilamente, para conversar con Medellín sobre música, un lujo que pocas ciudades, por no decir que ninguna, se han dado.

    Con la moderación de la Ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno, Silvio Rodríguez, sin guitarra, pero con la misma inspiración, transparencia y musicalidad de siempre, abrió, en compañía de Mederos, un hombre tan inteligente como talentoso, esta discusión amena y constructiva sobre el pasado, presente y futuro de las músicas iberoamericanas, un tema, que tras muchas décadas dedicados a sacar acordes, ambos maestros dominan muy bien.

    Mederos, sin pelos en la lengua, muy honesto, y con la ideas muy claras, inició la charla hablando del irrefutable hecho de que nuestros ritmos proceden de un proceso de mestizaje que inició muchos siglos atrás, lo que hace de nuestra música un “híbrido”, lleno de negro, de europeo y de indígena, “pero como decía Ernesto Sábato, el hibridaje es siempre fértil”, indicó socarronamente. Él, uno de los más grandes bandoneonistas, compositores y arreglistas del tango contemporáneo, confiesa que el tango es un híbrido que representa la memoria de los porteños, “lo híbrido es bueno y necesario”, sentenció.

    Marketing

    Y ya un poco más cómodo, Mederos, afilado y con la tranquilidad que le da no ser un músico que gira en torno a las dinámicas del mercado, criticó el cómo, en razón de la industria, la música pierde cada vez más sentido y autenticidad, “se está usando ahora de manera errada la palabra fusión, porque en realidad debería ser confusión, esas fusiones, en su mayoría son hechas en oficinas de marketing”, y agregó, “la música comercial generada en oficinas de marketing apuntan a públicos pasivos, son productos pseudo musicales que estupidizan a las personas y no tienen identidad, lo que genera una servidumbre imitativa, los hacen esclavos del poder hegemónico”, apostrofó, en una clara crítica al cómo la cultura anglosajona ha dictado las pautas de lo que debe consumir Latinoamérica musicalmente.

    Silvio, por su lado, abogó por la ética de la música, además de la estética, es decir que aunque la música se escuche, y debe escucharse bien, debe ir más allá y debe apuntar a contar la vida de los hombres, “la canción debe contar la vida, y debe contarla bien”, y también explicó que el hombre está afanado en avanzar tecnológicamente pero está dejando de lado la filosofía, “tenemos mal uso de algunas maravillas tecnológicas, filosóficamente el hombre no está a la altura de las maravillas que es capaz de inventar”, en ese sentido se refirió a la tecnología al servicio de la industria musical, “soy un enamorado de la música acústica, de lo que provoca un instrumento sin enchufarse a nada”.

    Sobre el futuro de la música, Silvio, de acuerdo también con Mederos, expresó “¡ni siquiera sabemos si la vida va a continuar, imagínese la música!”, e hizo un llamado a la humanidad en torno a la solidaridad y al altruismo, valores cada vez menos presentes en el mundo de hoy, y ya con la sabiduría que le ha dado los años confesó, “la música no es salvadora, es un aspecto que contribuye pero es salvadora de la humanidad. La música es incapaz de cambiar al mundo, y la poesía es incapaz de cambiar el mundo, al mundo lo cambian los hombres. La música es sólo una manifestación de lo que le pasa al hombre, de lo que le pasa a la sociedad, es una resultante”.

    Sobre el cierre del evento, Mederos hizo un llamado a los jóvenes a estar atentos y vigilantes a lo que se acepta como arte, mientras que Silvio, en ese mismo sentido, señaló que hay que ser críticos y autocríticos, además de poner de manifiesto el papel que tienen los gobiernos en el futuro de la música de la región, “hay que garantizar el acceso a la música, no sólo para los oyentes sino para los creadores, para que genios de la música no se mueran sin haber sido descubiertos”.

    ¿Y cuál es el futuro de la música? Retumbó la pregunta en el auditorio, tras un silencio, Mederos afirmó, “el futuro de la música será el futuro de los pueblos ¿seremos libres o dependientes? Esa es la elección”, mientras que Silvio asintió con la cabeza y el público asintió, a su vez, con un aplauso que colmó por completo el Gran Salón.

    Published by:
  • Noticias

    Silvio Rodríguez: mi apoyo a la Revolución fue espontáneo

    Silvio. El cantautor alertó contra la música comercial.

    Silvio. El cantautor alertó contra la música comercial.

    El cantautor cubano Silvio Rodríguez afirmó que su apoyo a la Revolución de su país fue natural y espontáneo, al participar en una conferencia en el marco del III Congreso Iberoamericano de Cultura que se celebró en Medellín (Colombia), donde también participó el uruguayo Jorge Drexler.

    Luego de una ausencia de quince años en tierras colombianas, Rodríguez regresó a la ciudad de Medellín, capital del departamento de Antioquía, para participar en un evento iberoamericano dedicado a la música.

    Allí, junto al bandoneonista argentino Rodolfo Mederos, Rodríguez habló de su país, música y los valores y desafíos de la cultura regional.

    “Mi familia no tenía recursos económicos, era bastante pobre y no sé hasta dónde yo hubiera podido estudiar y desarrollarme si no hubiese existido la Revolución de Fidel. Cuando triunfó la Revolución yo tenía 12 años, y como joven participé en todo aquello, muy fervorosamente”, explicó.

    Subrayó que su apoyo natural y espontáneo al proyecto social de su país era lo que le correspondía como joven.

    Indicó que cuando empezó a escribir canciones que hablaban de los problemas de la sociedad y de la gente no se lo propuso como si fueran sus himnos o como si pretendiera hacer de ellas discursos políticos.

    Por otra parte, advirtió que gran parte de la música que se escucha actualmente se planifica y elabora en oficinas de marketing, y algunas veces los músicos que van a dar la cara en los conciertos “los escogen y no hace falta que canten, basta con ser bonitos”.

    Luego de la conferencia, el autor de “La era está pariendo un corazón” y “Ojalá” ofreció un concierto en las calles de Medellín junto al uruguayo Jorge Drexler y el argentino León Gieco.

    Además de los conciertos y eventos, el encuentro de saberes, el mercado cultural y el congreso virtual, también propuso una iniciativa que se denominó Zona de Riesgo, como un espacio alternativo con el fin de mostrar otras tendencias de la música y propiciar un diálogo entre los nuevos creadores iberoamericanos y los locales.

    En el Congreso participaron además de los autores mencionados, entre otros, el argentino Fito Páez, los españoles Rosario y Antonio Carmona, el grupo mexicano Zoé y la banda local Aterciopelados.

    La apertura estuvo a cargo de la ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno, quien llamó a la unidad iberoamericana a través del arte y la música.

    Por su parte, el presidente Alvaro Uribe afirmó que sin cultura una nación como la colombiana, con tanta adversidad, estaría disuelta.

    “La cultura ha sido esa reserva que ha impedido la disolución de la nación en los momentos más difíciles. Ese acervo cultural ha sido ese motor que ha permitido la recuperación de la nación frente a todas las adversidades”, expresó.

    Luego del protocolo oficial, se llevó a cabo una presentación musical que incluyó la interpretación de “Canción con todos”, popular himno compuesto pro el argentino César Isella, que invita a la unidad de la región.

    La misma tuvo su voz en Andrés Cepeda y el bandoneón argentino Rodolfo Mederos, mientras niños ondeaban las banderas iberoamericanas.

    Según Moreno, el Congreso es el evento cultural más importante que celebra el país en 2010 y “tiene como protagonista la diversidad y riqueza de las músicas de Iberoamérica”.

    Published by:
  • Noticias

    Silvio Rodríguez hizo vibrar a Medellín

    Más de una década y media tuvieron que esperar los colombianos para ver en el escenario al cantautor cubano Silvio Rodríguez. Esta vez, de manera gratuita, miles de personas viajaron a Medellín desde diferentes partes del país para disfrutar de la música acústica y las letras políticas de este controvertido artista.

    Su reencuentro con el público colombiano se llevó a cabo gracias al Congreso Iberoamericano de Cultura en medio de centenares críticas, porque algunos consideraban que por sus ideas políticas y su apoyo incondicional a la revolución cubana, no debería ser invitado a este tipo de eventos.

    Pero en San Juan, una de las más amplias vías del centro de Medellín, se encontraron él y su público de todas las generaciones, quienes disfrutaron de las canciones reconocidas de Rodríguez desde “La Maza” hasta “El Unicornio Azul” con la cual cerró su presentación.

    No faltó “La Historia del Elegido”, el tema que siempre le dedica a presos cubanos en cárceles de Estados Unidos.

    Infortunadamente, era tal la euforia de sus seguidores que derribaron algunas vallas de contención para estar más ceca de Silvio. Además, por orden directa del artista no se le podían tomar fotografías, ni siquiera con cámaras de teléfonos celulares, lo que disgustó a la prensa que cubre el evento como a buena parte de los asistentes.

    Silvio Rodríguez fue el segundo artista en presentarse en el primer concierto del Congreso Iberoamericano de Cultura, después del uruguayo Jorge Drexler y antes del argentino León Gieco.

    Published by:
  • Noticias

    Silvio Rodríguez, entre la música y la política en un concierto en Washington

    Washington, 20 jun (EFE).- El trovador cubano Silvio Rodríguez ha ofrecido en Washington un concierto cargado de nostalgia, simbolismo y una singular petición dirigida al presidente estadounidense, Barack Obama, la de que libere a los llamados “cinco de Cuba”, encarcelados desde 1998 bajo cargos de espionaje.

    Ovacionado por cerca de 3.000 personas, la mayoría inmigrantes latinoamericanos, Rodríguez aprovechó el concierto para lanzar esa petición a Obama.

    “Estamos a unas cuadras de la Casa Blanca. Con todo respeto al señor Obama, libere a nuestros héroes”, dijo Rodríguez, al solicitar la puesta en libertad de los “cinco de Cuba”.

    Enfundado en jeans, camisa y gorra, Rodríguez les dedicó, como ha hecho a lo largo de su gira por EEUU -su primera tras una ausencia de 30 años-, la “Canción del elegido”, en un acústico concierto que fue posible gracias a la visa que le concedió el Gobierno de Obama.

    Con su inconfundible y cristalina voz de siempre, a pesar de sus 63 años, Rodríguez fue recibido cual estrella de rock, interrumpido por varios “Te quiero” y “Bravo, Silvio”, gritados a todo pulmón, e incesantes peticiones de su extenso repertorio.

    Sus fanáticos, dispuestos a pagar entre 76 y 180 dólares para verlo, lo acompañaron en numerosas canciones como “Playa Girón”, “Unicornio”, “Ojalá”, “La gota de rocío”, “Sueño con serpientes” y “La era está pariendo un corazón”.

    También ondearon banderas de Cuba, Ecuador y una que otra bandera roja del salvadoreño Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). Y gritaron consignas como “Viva Cuba”, y “Viva Fidel”.

    Y es que en el DAR Constitution Hall se juntaron el pasado y el presente y Rodríguez tocó la vena de la nostalgia de quienes, en otros tiempos, huyeron de la represión en países como Argentina, Chile, o El Salvador.

    Sus canciones, después de todo, acompañaron los movimientos estudiantiles por la justicia social en esos y otros países del continente americano.

    Silvio, para siempre sinónimo de la nueva trova, es también, para millones, la máxima expresión de los ideales de paz y unidad entre los pueblos.

    Así, en “Ángeles guardianes”, Silvio hace mención del golpe de Chile de 1973 y de los atentados de 2001 en Estados Unidos, y hace otra petición: “seamos útiles y mejores, y mucho menos egoístas”.

    En su breve intercambio con el público, Silvio alternó entre el humor, contestando “estás contratado” a un hombre aparentemente ebrio y que coreaba uno de sus temas, y la seriedad, recordándole al público: “todos somos importantísimos, todas las personas y todos los países, sin excepción”.

    Con ruidosos aplausos, el público le obligó a regresar al escenario en cuatro ocasiones, para entonar canciones como “Corazón desangrado”, “El necio”, “Pequeña serenata diurna” y, quizá el más clásico de sus temas, “Unicornio”.

    Olga González, también ovacionada, lo acompañó en la flauta en varias melodías, mientras otros músicos lo hacían con guitarras y batería.

    Silvio repitió él éxito que ha logrado desde principios de mes en el Carnegie Hall, en Nueva York, después en Hollywood, y ahora en Washington, más conocida como sede del poder político estadounidense que como hervidero del progresismo y causas liberales en EEUU.

    Su próxima actuación será el próximo 23 de junio en Orlando, una ciudad en el sur de Florida, donde reside la mayoría del exilio anticastrista.

    Aunque polémico por su defensa de la revolución cubana, dos de sus fanáticos explicaron a Efe que el éxito de Silvio radica en su forma de hacer poesía con la historia, en sus temas cargados de filosofía y de compromiso social y, además, por ser un genio con la guitarra.

    “Me conmovió tener acá, muy cerca de la Casa Blanca, a esta leyenda latinoamericana. Esto me parece muy simbólico, porque da fe de la importancia de que haya un mayor acercamiento entre EEUU y Cuba, algo que los dos países se han negado por mucho tiempo”, dijo David Maza, de origen peruano.

    Al final del concierto, Silvio advirtió: “se puede vivir sin muchas cosas, pero es difícil vivir sin música, vivir sin poesía”.

    “Inolvidable ha sido todo. Sentí muy cerca toda su poesía, su mensaje de paz y solidaridad entre los países y los pueblos, porque más allá de los límites que pueda marcar la política, lo que hay es gente con sentimientos y eso es lo que Silvio ha dejado en claro”, dijo Fernanda Rosso, de origen colombiano.

    Published by:
  • Noticias

    Hollywood recibió al cantor Silvio Rodríguez

    LOS ANGELES | Una sala para más de 6.000 personas recibió anoche a Silvio Rodríguez en el corazón de Hollywood, donde se han vendido casi todas las entradas para ver a este trovador ovacionado en su primera gira por Estados Unidos en 30 años. Tras exitosas presentaciones en Puerto Rico y Nueva York, Rodríguez ha tenido un gran poder de convocatoria en ciudades de California, algunas conocidas como las más liberales de Estados Unidos, como es el caso de Oakland, aledaña a San Francisco, donde recibió de las autoridades locales un reconocimiento durante su presentación.

    Antes de emprender esta gira, el músico de 63 años estrenó su blog “Segunda Cita” en el cual ha ido dejando reflexiones y poemas desde que está pisando territorio estadounidense y sin entrar en sus conocidas polémicas políticas.

    “Otra cosa que no me esperaba fue el entusiasmo de la gente. Cuánta sed acumulada había en los seres que estuvieron allí. Algunos lloraban y se bebían sus lágrimas. Creo que lloviznó por todas partes. Bendita tierra, pues”, escribió tras su show en el Carnegie Hall de Nueva York el pasado 4 de junio. AFP

    El País Digital
    Published by:
  • Noticias

    Silvio Rodríguez, una corriente cálida lo recibe en California

    Los Angeles, 17 jun (PL) El cantautor cubano Silvio Rodríguez entró en California envuelto en una corriente cálida soplando en honor de su música y su talento, respirable en el Paramount Theatre de Oakland, palpitando en cada una de las tres mil 500 almas allí reunidas.

    Es la primera vez que piso suelo californiano, dijo apenas entrar el 12 de junio último al escenario, se que hay muchos latinoamericanos y mexicanos. En esta porción de Estados Unidos viven 12,4 millones de latinos, y sus habitantes se ufanan de seguir un sendero propio, de espaldas al conservadurismo que permea los sectores oficiales.

    Aunque la prensa no se desbordó en parabienes, la conexión artista-escenario fue vibrante, sostenida en todo momento a brazo tendido por los espectadores, como lo resalta una brillante crónica de Manuel Murrierta Saldívar -publicada en la revista digital Cañasanta.com- en la que expresa que a Silvio le bastó su voz fina, nítida, inderrotable.

    Metal casi cristal en la garganta, como dirían en Cuba recordando a uno de sus poetas señeros, Emilio Ballagas.

    Las ciudades de la bahía, comenta Saldívar, no se andan con medias tintas.

    La alcaldesa de Richmond, Gayle McLaughlin, presente en el concierto, quien tanto ha apoyado la lucha por la libertad de los Cinco antiterroristas cubanos presos en cárceles estadounidenses hace más de 12 años, y también defendido el derecho a las visitas familiares, envió a través de su Alcaldía un mensaje de bienvenida.

    “En nombre de la Ciudad de Richmond, es un placer darle la bienvenida al Área de la Bahía de San Francisco a Silvio Rodríguez, músico cubano y líder del movimiento de la Nueva Trova. El Área de la Bahía es un estandarte de solidaridad y orgullo con un profundo compromiso de establecer relaciones normales con nuestro país vecino, Cuba”, subraya el texto.

    Una joven funcionaria, en perfecto español, anunció la entrega de sendos reconocimientos, de parte de las autoridades de San Francisco y Oakland “por su música que reivindica y hace valorar al amor, por su postura contra el neoliberalismo y el imperialismo que ha provocado “nuestro país”.

    Así lo dijo, reseña Saldívar, mientras en las primeras butacas se encontraban oficiales de las alcaldías y a unas cuantas millas el poderoso centro financiero con sus bancos imperiales como el Transamerica o el Wells Fargo.

    Durante todo el trayecto de su gira, iniciada el 4 de junio en un Carnegie Hall neoyorquino repleto hasta el tope, Silvio Rodríguez no ha cesado de abogar por la libertad de esos Cinco, “a quien nosotros llamamos héroes”, y dedicar a todos ellos, en la persona de Gerardo Hernández, la Canción del elegido.

    Al músico cubano no le hicieron falta ni aditamentos especiales ni la gigantesca parafernalia de los megaconciertos que pululan hoy día en el mundo. Le bastó con su música y su arte, con una percusión surgida de las entrañas de su tierra, las cuerdas y vientos de Niurka González, pulsados con una poesía profunda y la magia del trío Trovarroco.

    Antes del último adiós, se vio obligado a regresar siete veces al escenario, reclamado por la pasión insaciable del auditorio.

    Hoy lo esperan aquí en Los Angeles seis mil espectadores en el Gibson Amphitheatre, en las instalaciones de los estudios Universal, en el centro mismo de Hollywood. Es presumible que ondeen en el aire, como en California los Vivas a su isla. Silvio con su música y su corazón, el arte como su única honda.

    ag

    Modificado el ( jueves, 17 de junio de 2010 )

    Published by:
  • Galerías de fotos Noticias

    Concierto de Silvio Rodriguez en EE.UU.

    HAVANA TIMES, 16 de Junio — El canta-autor cubano Silvio Rodríguez ha estado realizando una gira por los Estados Unidos en las últimas semanas. Cuando estuvo en Oakland, California, el 12 de Junio, el fotógrafo documental Bill Hackwell tomó algunas imágenes.

    Hackwell le contó a HT que el público estaba muy emocionado y que el artista salió al escenario a interpretar sus canciones siete veces después que se cerraran las cortinas del teatro.

    Según el fotógrafo, Silvio les dedicó una canción a los Cinco cubanos presos en los Estados Unidos en cada una de las presentaciones de su gira. Estos hombres han permanecido encarcelados durante más de 12 años por intentar evitar ataques terroristas contra su país. Entre los cargos imputados está el de conspirar para cometer espionaje.

    Published by: