Amor al arte circense quiebra eslabones al bloqueo

1 Reply

Noticias

Como afirmó el cantautor Silvio Rodríguez en una de sus más hermosas canciones‘’ solo el amor convierte en milagro el barro’’.

Para los 400 egresados de la Escuela Nacional de Circo (ENC) desde su fundación en 1977,  ha sido el amor la forma de sobreponerse a los efectos del bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra Cuba por más de 50 años.

Hoy son  105 los estudiantes que se preparan en 42 números de acrobacia, equilibrio, malabares, magia, payasadas y otras modalidades circenses: reto frente a las necesidades de logística y utensilios vitales para la actividad, según afirmó Sergio Suárez, director de la ENC.

El centro, único de su tipo en Cuba y en América Latina, tiene sus antecedentes en las escuelas rusas y asiáticas e incluye en sus planes de estudio la enseñanza general hasta la inserción de los jóvenes en la empresa Circuba, como destino final.

Lo cierto es que la arbitraria posición de los sucesivos gobiernos estadounidenses contra los cubanos no ha impedido que muchos de esos graduados estén hoy en las carpas más famosas del orbe poniendo en alto el nombre de la patria.

Otros han ganado los primeros lauros en certámenes internacionales y, por sus modestas aulas, pasan educandos de España, Dinamarca, Suiza, Italia, Argentina y Venezuela, mientras el claustro de profesores imparte sus conocimientos en otras naciones.

Más allá de la formación y el desarrollo artístico, la especialidad de circo requiere de aseguramientos especiales para proteger la vida de los alumnos durante las jornadas de aprendizaje y en las presentaciones, en especial, de los equilibristas que se exponen ante las fallas en las tuercas,  sogas y otros detalles mecánicos.

Los jóvenes camagüeyanos Dayán Froilán,  Yanelis Caballero y Sayán Montaner conocen, además, los obstáculos que impone el bloqueo a la Isla al obligarla a recurrir a terceros países y pagar excesivos precios para la compra de vestuarios e implementos.

Domingo Falcón, maestro de maestros, mira hacia delante con optimismo: “Hoy trabajamos en el perfeccionamiento de los planes de estudio con la premisa de formar alumnos más integrales, capaces de asimilar la contemporaneidad en el montaje de los números y  la ampliación de la gama de géneros”.

Opina que esa directriz del claustro logra efectiva y temprana inserción de los educandos de cuarto año en la práctica pre profesional, como única vía capaz de vincular al estudiante con las exigencias éticas y estéticas del circo y cuenta con los recursos humanos como mayor fortaleza.

“Aunque carecemos de espectáculos lujosos,  vestuarios deslumbrantes y juego de luces como los que presenta la carpa canadiense del Circo del Sol , dijo Suárez, no perdemos la ilusión de seguir adelante y de hacer con pocos recursos una magia de calidad”.

El arte circense posee larga historia estrechamente vinculada al goce estético más popular en nuestro país, ha bebido de las fuentes de la tradición familiar y se nutre de dos ingredientes que lo fortalecen: la pasión y el amor.

Más allá de las limitaciones está el talento y la entrega de los alumnos y artistas, suficientes para garantizar el disfrute del público y, en particular, el aplauso de los más pequeños, esos que descubren con asombro la fantasía de la función inolvidable. (Por Idania Rodríguez Echevarria, AIN)

1 comment

  1. isabel macwenda krings

    Querido Silvio, te llamo así por que ya hace más de 30 años que me vas acompañando por los recorridos mejores y peores de mi vida. Y siempre para bien. No quería morirme o que tú nos dejaras, sin comunicartelo.
    Fuiste, sin querer el hermano mayor que nunca tuve, y tambén un buen amigo.

    por eso pasé por registrarme y esas cosas, que nunca hago,

    Espero que llegues a ver esto, y descubras una nueva hermanita.

    Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *